La vela intencionada

Publicado el 8 de abril de 2022, 12:24

Las velas intencionadas están creadas con energía, sentimiento y ritualizadas para que al instante de encenderlas cumplan un propósito determinado.

El primer paso para cumplir un propósito o deseo es enviando una intención al universo.

Siempre decretamos antes de encender nuestras velas de intención.

 - Para decretar debemos expresar primeramente la intención, enfocarnos en aquello que realmente deseamos  y visualizarlo con convicción.

Debemos recordar que el fuego atrae energías mágicas que hace que nuestros decretos y deseos sean transmitidos de manera espiritual.

Las velas se pueden intencionar de distintas maneras y para distintos propósitos, pero lo que si es fundamental es la convicción y fe que pongamos en ello.

(Uno de los ejemplos más claros que tenemos de intención, es por ejemplo, el día de nuestro cumpleaños. Aparte de ser un día especial en otros aspectos espirituales, mientras cantamos la canción al cumpleañero se podría decir que estamos intencionando las velas, esas velas tienen ya su propósito deseando todo lo mejor y felicidad a quién cumple años. Antes de soplar las velas se pide el deseo, al pedir el deseo estamos decretando.)

Las velas de intención están creadas con distintos elementos, la mayoría naturales. En la esencia mágica todas ellas están hechas con cera de soja o cera de miel. Acompañadas de flores, semillas, aromas y minerales. Cada uno de estos elementos tiene unas propiedades distintas ,y si ,combinamos varios de ellos según el propósito que deseamos cumplir potenciarán nuestra vela y fortalecerán su intención. 

Los colores en las velas también son importantes, ya que cada uno tiene un significado, incluso pueden combinarse.

Cuando vayas a encender tus velas ritualizadas purifica y limpia primeramente el ambiente del lugar o habitación , puedes ayudarte con un incienso, palo santo /madera sagrada o sahumando con ataditos.

Cogemos un atado de salvia o cualquiera de las anteriores nombradas, sahumamos la estancia, dando círculos y por todas las esquinas. Mientras lo hacemos podemos concentrarnos en limpiar todo lo negativo para que llegue todo lo positivo, incluso, recitar.

Puedes también sahumar con el humo la vela antes de encenderla. Cuando te sientas en paz, tranquilidad y calma y sientas que es el momento de encenderla.. concéntrate en tu propósito y decreta con convicción y fe! Enciéndela con un fósforo y deja que tu intención la energía mágica del fuego y el universo actúen.


« 

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios